La potencia máxima o alta potencia, que se puede legalmente transmitir por una radio VHF marina es de 25 vatios. Cuando las comunicaciones por VHF son fiables, es decir para menos de 10 millas náuticas, es perfectamente satisfactorio usar menos potencia de transmisión. La ventaja para el usuario es que hay menos consumo en la fuente de alimentación de la radio, que es la batería. Sin embargo, la principal ventaja de utilizar menos potencia, es que al reducir el rango en el que se pueden oír las transmisiones de un buque, se permite a otros a unas millas de distancia, que utilice el mismo canal. Otra ventaja importante es la posibilidad de evitar el efecto de la captura se explica a continuación.

Por estas razones, todas las radios VHF marinas deben ser capaces de transmitir con un reducido o bajo valor de 1 watt. Con una antena de VHF instalada lo más alta posible, incluso el barco más pequeño puede obtener una buena comunicación variando entre 5 y 10 NM.

Al seleccionar VHF CH 15 o VHF CH 17 para las comunicaciones a bordo únicamente, la potencia debería cambiar automáticamente a baja potencia.

Cuando se utiliza canales de EE.UU. fuera de las aguas EE.UU., se debe usar el de menor consumo.




Coloque el cursor sobre el buque y comprobar que escucha la emisión a través de radios VHF a bordo del buque elegido.

Cuando la radio no se está utilizando como un transmisor, es simplemente un receptor y se bloqueará a la señal más fuerte que recibe. Por ejemplo, 1 NM lejos de nuestro buque hay dos barcos transmitiendo en el mismo canal al mismo tiempo. Uno de ellos transmite en alta potencia y otro en baja potencia. Sólo la señal del buque que está transmitiendo a la potencia más elevada puede ser escuchada por nuestro buque.
Por esta razón, primero debe tratar de transmitir en baja potencia y sólo si no se efectúa correctamente puede probar a máxima potencia.

Last modified: Saturday, 25 April 2020, 7:50 PM